En el año 1957

La compañía norteamericana W.R Grace and Co, fundó una empresa que se encargaría de utilizar el bagazo de caña de azúcar, dejado por los ingenios azucareros, para producir papeles finos para impresión y escritura. Esta nueva organización se llamaría Pulpaco, Pulpa y papeles Colombianos, nombre que un año después pasaría a ser Pulpa y Papeles Grace Colombianos, Pagraco, y que abriría por primera vez sus puertas el 4 de Agosto de 1961. Este mismo año W.R Grace and Co., se vincula con la organización International Paper Company, haciendo que Papeles y Pulpas de Colombia, pasara a llamarse Productora de Papeles S.A, Propal.